Mi afición por el mundo del excursionismo me llevó a plantearme orientar mi profesión hacia el mundo de los refugios de montaña. Así fue como en 1987 empecé a gestionar el refugio de Ulldeter, en el municipio de Setcases donde fui el guarda 21 años, hasta diciembre de 2008. EL refugio que está a 2235 metros de altura tiene 52 plazas para dormir, y servicio de bar y restaurante. La actividad de guarda de un refugio de alta montaña en medio de la cordillera Pirenaica, inaccesible en coche y en condiciones climatológicas rigurosas hace que sea una profesión un poco original y especial.Basta pensar, por ejemplo, que para gestionar todo el abastecimiento cuando no hay carretera, hay que recurrir a medios como los mulos de carga o bien tener que alquilar helicópteros. En el refugio me metí de cabeza en la cocina. A pesar de las complicaciones prácticas que puede suponer gestionar un refugio, no faltaron nunca fuerzas para celebrar la entrada del año nuevo con unas fiestas de Fin de Año por todo lo alto. Hacíamos una cena multitudinaria compuesta por un buffet libre que tenía más de doce platos diferentes. También se celebraban verbenas de San Juan con una buena cena seguida de un entrañable cremat alrededor del fuego e incluso celebramos alguna boda. Después de 21 de guarda de refugio decidí dar un vuelco a mi vida profesional y bajé de la montaña.
Es el año 2008, cuándo nace el proyecto de "El Cuiner" que quiere recuperar el espíritu de "la Cocinera de antes" que venía a casa a cocinar en las grandes ocasiones cuando yo era pequeño y vivía en el campo.
Quien soy?
Me llamo Xevi Bosch i Julià, nací en Vallgorguina en 1961. Desde siempre he trabajado en el mundo de la hostelería. Desde muy joven empecé a trabajar en el hostal que había antiguamente en mi pueblo como camarero. Fué más tarde cuando pisé las primeras cocinas en varias casas de colonias y albergues de juventud donde fui aprendiendo el oficio de la mano de otros cocineros y cocineras.
Proponed vuestro menú personalizado sin ningún compromiso.
Versió en catàlà Versió en catàlà